Close

Acoso en las aulas

Alarma la declaración del subsecretario de educación en Quito, que en los últimos 4 años han investigado cerca de 340 profesores en el país, puesto que atentan contra la integridad física y psicológica de los estudiantes menores de edad. Hay que transparentar las cifras, cuantos profesores han sido sancionados, cuál ha sido la pena, por qué falta o delito, y cuantos son de instituciones públicas y cuantos de las privadas, para poder aplicar planes remediales con estadísticas confiables.

El Ministro de Educación emite un acuerdo el 23 de junio, estableciendo políticas para la contratación de personal directivo, docente y administrativo en las instituciones educativas fiscomisionales y particulares del sistema educativo nacional. En los considerandos expresa que lo hace a instancia de una resolución de un Tribunal de lo Penal y sostiene erróneamente que “la educación es un servicio público”, invocando el art. 345 de la Constitución, que expresa “La educación como servicio público se prestará a través de instituciones públicas, fiscomisionales y particulares.” Ergo, la educación “como servicio privado”, se prestará a través de las instituciones privadas, porque las instituciones públicas no pueden prestar servicios privados.

Bien por la intensión de proteger a los menores de los malos servidores que se insertan del sistema educativo, pero malo porque se evidencia un criterio sesgado que solo en lo privado está la corrupción, inmiscuyéndose en actos propios del derecho privado que rige a dichas entidades.

Las medidas dispuestas, vigentes hace mucho tiempo en instituciones privadas de calidad, deberían ser aplicadas en todas las instituciones educativas, incluyendo a las del sector público, para que los padres de familia verifiquen el proceso de selección del personal.

Sería bueno que el Ministerio aplique la política de diálogo y consenso instaurada por el Presidente de la República y cuando se trate de asuntos relacionados con el subsistema privado de la educación, se cuente con sus gremios y patrocinadores, para en conjunto encontrar soluciones viables y efectivas.