Close

¡Clases bajo lluvia!

¡Clases bajo lluvia! 

Abril aguas mil, es un refrán utilizado por los abuelos para denotar la abundancia de precipitaciones pluviales en la región interandina o sierra, pero en la costa es diferente, el invierno o estación lluviosa se inicia a fines de diciembre o en enero, y en el mes de febrero es cuando más arrecian las lluvias.

El clima es un factor variable y preponderante para el desarrollo de las actividades de los pueblos, por lo que existen actividades y fechas que no se pueden estandarizar para todas las regiones naturales del Ecuador, entre ellas la actividad educativa.

Con más o menos lluvias, siempre febrero ha sido y es crucial en la costa, por eso cuando el año lectivo tenía de 180 días laborables, las vacaciones eran desde mediados de enero, hasta mediados de abril, iniciando las clases el primer día laborable de mayo, con tres meses de vacaciones, motivo por el cual, ya en enero del 2014 “Desde mi Columna” opiné sobre lo inconveniente del calendario escolar del régimen costa.

Este año se ha demostrado nuevamente que, febrero es el mes más fuerte en lluvias y el Ministerio de Educación ha dispuesto que las clases continúen con el calendario establecido, pudiendo dar por terminado el año los establecimientos educativos que tengan problemas. Solo en el Cantón Durán de la Provincia del Guayas suspendieron en más de quince instituciones, no se diga en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Los Ríos, Santa Elena y El Oro, asoladas por el invierno.

Se hace necesario que el Ministerio de Educación revise las fechas de inicio y terminación del año lectivo para el régimen costa, el mismo que debería iniciar el primer día laborable de abril con las matriculas y concluir el último día laborable de enero del próximo año, completando diez meses. Febrero sería de vacaciones para estudiantes, docentes y directivos, y el personal administrativo gozaría sus vacaciones según calendario institucional. Marzo mes laborable para los docentes y directivos, para capacitaciones y planificación del próximo año lectivo, que daría inicio el primer día laborable de abril.

¿Qué opina señor ministro?

Guayaquil, sábado 25 de febrero de 2017