Close

Los Muertos de Hambre

LOS MUERTOS DE HAMBRE

El refrán es un dicho popular sentencioso que se utiliza para ampliar conceptos o explicar una idea, suele usarse en todo o parte en el accionar político, matizando su contenido impregnado de símiles y metáforas, para hablar en sentido figurado y lapidario.

El Dr. Ángel Duarte Valverde, ilustre ciudadano y profesional, utilizó la famosa expresión “sueño de perro”, en un discurso de campaña política en 1988, refiriéndose a las pretensiones de la viuda de un alto dirigente político, de ser presidente de la República. Fue enjuiciado y absuelto. A León Febres Cordero se le atribuye la frase “Te perseguiré como perro rabioso.”

Mark Twain escribió “Recogéis a un perro que anda muerto de hambre, lo engordas y no os morderá. Esa es la diferencia más notable entre un perro y un hombre.”

Una conocida política quiteña expresó: “A mí lo que me da terror es que vuelva otro muerto de hambre a la Presidencia y se arregle la vida en 4 años”, provocando reclamos en redes sociales de personas afines al gobierno. Denunció acoso por su opinión, por parte de los “trolls” en las redes. Luego de ofrecer disculpas, volvió a publicar “creo que está claro que llegan muertos de hambre al poder y salen millonarios, nuevamente el tiempo me da la razón, no más sinvergüenzas”. Es evidente que el término “muerto de hambre” ha sido utilizado para identificar a aquellas personas que careciendo de recursos materiales, son ambiciosas, sin valores ni escrúpulos, y pululan por la Asamblea y cargos públicos.

No es mi estilo pero lo entiendo y comparto, porque actualmente quienes nunca en su vida han generado trabajo o riqueza, sin capacitación ni experiencia para percibir ingresos acorde a sus capacidades, ahora son los nuevos ricos, enemigos el libre mercado y la empresa privada, propugnan una redistribución de riqueza ajena, limitando la justa retribución e imponen impuestos confiscatorios, como los de plusvalía y las herencias, cosa que ellos no los afectarán porque nunca han tenido bienes y o recursos económicos. Para ellos, como dijo alguna vez el Dr. Duarte, el éxito era “sueños de perro”.

Guayaquil, sábado 07 de enero de 2017